Guía de debate: Guía de iniciación al debate

Estaremos todos los martes a partir de marzo a las 13:00 impartiendo talleres en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología.

Hasta entonces…

¿Qué es el debate y cómo se debate?

El debate es un asunto complejo.

Para aprender a dominarlo no basta con leer un libro, ni siquiera saber hablar en público nos asegura ser buenos oradores. Según hemos comprobado, la mejor forma de aprender es la práctica, y para ello existe el Torneo Rectora.

Hemos elaborado una guía básica para quien se acerca a este mundo por primera vez.DSC_0388.JPG

La hemos centrado en el formato “académico” de debate.  En un debate académico, compiten dos equipos y entre ellos se sortean las posturas “a favor” y “en contra”.

A continuación hacemos un resumen de las intervenciones durante un debate, que siguen el siguiente orden:

Introducción A favor (AF) – Introducción En Contra (EC)

Refutación 1 AF – Refutación 1 EC

Refutación 2 AF – Refutación 2 EC

Conclusión EC – Conclusión AF

Para más información, descarga el documento al final.

INTERVENCIONES DURANTE UN DEBATE

La argumentación inicial: 4 minutos.

En esta intervención se pretende presentar a tu equipo y dejar clara la postura que va a defender en el debate, desarrollando brevemente los principales argumentos que vais a utilizar, así como vuestras evidencias principales. Para ello es muy recomendable estructurar el discurso y los argumentos por bloques temáticos, claros y concisos.

 

Las refutaciones: 5 minutos.

Se trata de la intervención en la que el orador deberá, adaptándose a los argumentos que vayan apareciendo en el debate, demostrar y profundizar las tesis ya mostradas en la argumentación inicial. Es importante el orden a la hora de exponer las ideas, dejando claro en cada momento por qué el dato o argumento usado sustenta nuestra tesis. Es la intervención más compleja del debate y en la que se necesita un mayor nivel de improvisación, ya que en esta fase existe el derecho a interpelaciones del equipo rival.

 

Las preguntas/interpelaciones.

Recordemos que en nuestro formato de debate las preguntas solo está permitido hacerlas en el turno de refutación. Suele respetarse, por cortesía, el último minuto del tiempo del orador -aunque esté permitido hacer interpelaciones, no son recomendables-. En todo caso, corresponderá al refutador que está haciendo uso de la palabra conceder la pregunta o no.

 

Las conclusiones: 3 minutos.

En la conclusión los oradores deberán intentar resumir de una forma parcial el transcurso del debate, poniendo énfasis en los puntos o argumentaciones en los que su equipo ha sido implacable. No sólo se ha de manifestar los puntos en los que el equipo contrario no ha sabido defender su postura ni derribar los argumentos propios, sino también, buscar los puntos de encuentro. En definitiva, recordar por qué los jueces tendrían que darle la victoria a su equipo sin olvidar el aspecto académico del debate. Por tanto el tiempo verbal correcto para esta intervención es el pasado, así como es conveniente utilizar el plural cuando hagamos referencia a alguna intervención del equipo. Del mismo modo, como lo que se pretende es resumir el debate, no es posible introducir ningún dato o argumento que no haya sido mencionado anteriormente en el debate.